Patientia

Paciencia, que bonita palabra. La verdad es que en esta vida hay que tener mucha pero que mucha paciencia, ¿no?.

Un colega decía hace tiempo que la mayoría del tiempo lo que hacemos es esperar. Si te das cuenta es cierto y además un poco patético. Pero yo creo que la paciencia es una virtud necesaria, yo diría imprescindible en los tiempos que corren.

Paciencia: forma menor de desesperación disfrazada de virtud.

La paciencia tiene más poder que la fuerza.

Quien tiene paciencia, obtendrá lo que desea.

A la larga el galgo a la libre mata.

Aunque os digo una cosa… la paciencia tiene un límite.

Y tú qué… ¿eres paciente?

Anuncios

~ por juanluna en 20 febrero, 2007.

9 comentarios to “Patientia”

  1. Nunca he podido decidir si mi impaciencia en innata o cultural. Que me frusto con facilidad demuestra que no he superado mis prisas. Que lo sufro en silencio, espero a que pasen los momento, me autoconvenza de que todos los ríos llegan al mar y haga uso de mi gran capacidad de distracción, indica que los años van pasando a mi favor… era sólo cuestión de paciencia.
    No me interesa el límite de la paciencia, porque no creo que lo encuentre nunca.

    Lo que sí me gusta es cruzarme en la vida con personas que se dan tiempo antes de contestar; personas que meditan públicamente sus respuestas… como tú Juan.
    Y me gustáis porque se me contagian las cosas buenas.

    (Uff…Siento haber desvirgado tu blog sin preliminares. No es mi estilo. Fíjate, lo único en lo que, por naturaleza, no tengo ninguna prisa)

    Me gusta

  2. ¡Ele ahí ese supercomentario! Ya ves, has sido el primero en abrir el Blog. Gracias y no creía que se fuese a abrir tan pronto…

    …per ya sabes, nunca es tarde si la dicha es buena… Je, je, je

    Me gusta

  3. Yo le diría a tu colega que lo que hacemos la mayor parte del tiempo es desesperar. La paciencia es tan relativa como el tiempo. El de una espera se hace eterno, qué pacientes podemos ser para algunas cosas y qué impacientes para otras. Y no sólo eso, podemos resultar sumamente pacientes para/con algunas personas y terriblemente impacientes para/con otras. Lo consultaré con Punset, pero seguro que las feromonas tienen algo que ver en todo este tinglado.

    Me gusta

  4. Oh! las feromonas.
    Viva todo lo que caba en onas!
    y digo yo: está claro que la naturaleza es la madre de la ciencia pero, y el padre?

    Nunca se habla de él, pero quizá sea la pa-ciencia

    ja je

    Me gusta

  5. Ese Mens0…

    Interesante referencia a las …onas! En que estarás pensando je,je

    En cuanto a lo del padre, es verdad, ¿dónde está el padre? ¿es la ciencia huérfana?

    ¿?

    Me gusta

  6. La madre, que se volvió hermafrodita, más que nada pa no tener que desesperar…

    Me gusta

  7. No, la ciencia no es huérfana, es que la naturaleza tenía las hormonas disparadas y no está segura de quién es el padre. Cosas que pasan (hasta en las mejores familias, oyesss).

    Me gusta

  8. Yo me inclino por lo de hermafrodita, así todo queda en casa…

    Me gusta

  9. El hermafroditismo es lo más aburrido que se ha inventado. A nosotros, por ejemplo, sería lo que nos faltaba, nos ahogaríamos en las profundidades de nuestros ombligos (y no conoceríamos gente – al menos no tanta).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: